lunes, 4 de octubre de 2010

GRACIAS PARA SIEMPRE

Casi un año… y ni siquiera por todo ese tiempo supimos comunicarnos y tenernos confianza. Qué lástima que pidieras una oportunidad y después de eso te portaras indiferente. Pero… ¿sabes? No sólo me duele que te hayas ido… me duele también que me hicieras sentir irrelevante en tu vida, que ni siquiera intentaras estar bien en la relación y que me negaras un último abrazo.

En fin… esto de cerrar ciclos siempre es difícil, pero quiero decirte que me gustó mucho conocerte y ser tu novia durante todo este tiempo. Gracias por todos los momentos compartidos. Contigo aprendí a amar, y me hiciste recuperar la sensación de mariposas revoloteando en mi estómago con el simple hecho de verte.

¡Gracias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada